jueves, 2 de julio de 2009

BALTASAR PORCELL

Uno de los autores más prolíficos de las letras catalana era Baltasar Porcel.. Anoche, arropado por un tumor cerebral, dijo adios en el Hospital Clinico de Barcelona. El Gobierno de Montilla ya anunciado que mañana abrirá la carpilla ardiente en el Palau Moja de Barcelona y el sábado será enterrado en Andratx, su villa natal de Mallorca. Y se le rendirán todos los honores pertinentes a quién ha sido el número uno de las letras catalanas, y uno de los mejores escritores de este país al que, con o sin crisis, llamamos España.
Autor de más sesenta obras, es uno de las figuras más emblématicas de la literatura contemporánea, hasta el extremo que el gobierno de Pujol lo propuso como candidato al Nobel. No lo copnsiguió, pero eso es anecdótico. Lo fundamental es su obra, y ahí queda. Que algunos tomen nota y se empapen, además, de su humildad y sencillez.
Él, que hace tres años, ya ganó la primera batalla al cáncer, fue la persona que tuvo tiempo suficiente y maestría para compaginar su intensa actividad literaria, como su faceta como periodista y colaborador de diferentes medios de comunicación. Sus colaboraciones en La Vanguardia eran más que conocidas y siempre nos dejaban un sabor agridulce de aquel lector que siempre confía en que su lectura no tendrá fin.
Este mallorquin afincado en la Ciudad Condal disfrutó de todos los Premios que su tierra de acogida fue capaz de otrorgarle, entre ellos el Premio Nacional de Literatura de la Generalitat de Cataluña y el Premio de Honor de las Letras Catalanas. Pero habría que preguntarse por qué no se le concedió el Cervantes, máximo galardón de las letras españolas. ¿Alguna connotación política habría? Seguro que sí, y ahora nos lamentaremos pero ya es tarde. Ésta es la consecuencia (y desgraciadamente ahora ya insalvable) de tomar decisiones estúpidas cimentadas en prejuicios más que absurdos, como algunos de los políticos que adoptan estas medidas.
A Baltasar Porcell ya no se le podrá conceder el Cervantes. Pero sería interesante que tomáramos buena nota de esto para evitar en el futuro tropezar en piedras similares. Ejemplos haberlos hailos- El día que separemos la política de determinadas decusiones sociales o cultura, seguro que nos irá muy bien. Mejor que ahora. Aunque ya no estemos a tiempo de hacer justicia con la obra literaria y la persona de Baltasar Porcell.

2 comentarios:

Fujur dijo...

Fiel discípulo de Pla, aunque bajo mi punto de vista, sin llegar a ser él...

Anónimo dijo...

Todo en su justa medida...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails