viernes, 17 de julio de 2009

EL TIEMPO DE LA MEMORÍA

Con cierto retraso debido a compromisos ineludibles en esta norteña villa marinera por excelencia, recobro el pulso del buen hacer. La tarde de hoy martes 14 de Julio, será recordada, tal y como se señala en el titulo d este articulo como la tarde la memoria. La causa no era para menos. Dice nuestro rico y desusado refranero español que es de bien nacidos, ser agradecidos y que nadie es profeta en su tierra. Hoy, en el recinto se cumplieron estas premisas. La de hoy fue una tarde de emociones, y la de hoy, una noche de lágrimas y recuerdos.
Mientras en la Carpa del Encuentro se seguía debatiendo acerca del rigor de la narrativa histórica llevada al papel, mientras se emulaba a las clásicas ágoras griegas en dónde se debatía sobre la vida y la muerte, y sobre Homero, Platón o Aristóteles, el ambiente se respiraba emotivo. Demasiado. Pero es lo que tiene este festival. Se puede hablar de libros y emocionarse, tal y como dice PIT II. Llorar es bueno... anunció el director. Pero antes de la lágrima, digo, la emocíón tiene que ejercer su función placebo.

Berlamino Tomás fue secretario del SOMA (Sindicato Obrero de Mineros de Asturias) vocal de la Federación Internacional de Mineros y concejal del ayuntamiento de Langreo. En la famosa revolución del 34, fue uno de los principales lideres obreros, y su papel durante nuestra tristísima Guerra Civil fue decisiovo hasta que decidió emigrar a México. a raíz de la llegada de cierto general gallego a la capital. Hoy, su nieto, Jorge Belarmino Fernández Tomas (pluma cotizadísima entre las de Amérioca Latina) quisó rendirle homenaje a través de "Buscando a Belarmino Tomás", apasionantes biografía de uno de los lideres obreros más decisivos en la guerra civil.Desde la más paupérrima cloaca del mundo, Belarmino Tomás se convirtió en figura indiscutible en el panorama asturiano posterior a la contienda. Jorge Belarnio Fernández Tomás es la única persona capaz de tributarle un homenaje de estas características y presentar un libro, bajo el recinto de "la Semana", y regalarlo, gracias a quién lo escribió sobre la propia vida, y sobre todo a PIT II por acercar cada año a la arena, las figuras más notables de la literatura latinoamericana. Es ujna gesta sencilla, y lo podemos festejar mientras otros motores comienzan a encenderse. Será muy fácil. Bastará con recordar a Taibo Lavilla de la mano de su familia, sus amigos, compañeros del SOMA. Mandando y templando.
Y asi fue.^Previo a eso Juan Bolea y Alfonso Mateo-Sagasta, los zipi y zape de Ediciones B, charlaron distendidamente con Gisbert Haefs. Y fue realmente interesante. Muy interesante.
Mientras esto acontecía, la espectación era notable y traspasaba los poros más ocuitos del espíritu semanero.
El recinto se estaba quedando pequeño, realmente diminuto ante la avalancha de público que se acercaba para asistir a ese recuerdo (Ángel de la Calle decía que no querían usar la palabra "homenaje" porque esos tributos había que rendirlos en vida) a Taibo Lavilla, poeta asturmexicano y precursor de PIT II en todos y cada ordenes de la vida. Ya digo, estaban todos, Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Marina Taibo, Luis García Montero, Marco Antonio Campos, Paz Fernandez Felgueroso y Vicente Álvarees Areces. A rebosar estaba la carpa. Imaginen. Ah, y el tan popular Xuaco Amieva, gaitero por antonomasía y los Mariachi Azteca. Fue más que emocionante, pero sin llegar al pasteleop ni a empalagar.
PIT II y Paloma, su costilla, lloraron de emoción y de recuerdo. La parte más humana de este lider religioso de la literatura negra post contemporánea y latinogijonesa. Una noche para el recuerdo


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails