viernes, 10 de julio de 2009

NACEMOS CADA AÑO... Y YA HACE 22

Éste es el titular con el que hoy salió a la calle AQ, A Quemarropa, la`publicación oficial de la Semana Negra, este festival multicultural que cada año reúne en Gijón a casi dos centenares de autores, periodistas, ilustradores, emcabezados por el asturmexicano Paco Ignacio Taibo II (en adelante, PIT II).
A las cinco de la tarde, hora taurina por antonomasía, llegaba el tren negro a la antigua Gigia, procedente de Madrid, y con escala técnica en Mieres. En él, el tropel ya enumerado en unión y compañía de los responsables políticos de turno, principalmente en el área de cultura del Principado. La llegada del convoy era el anuncioo de que "la Semana" empezaba. Fueron recibidos por un numeroso público que esperaba espectante a sus autores mientras la Banda Municipal de Música amenizaba esta llegada con diferentes y famosas piezas que todos tarareaban mientras saludaban algunas caras conocidas y aposentadas en esta ciudad que se perfuma de sidra y fabada.
Posteriormente, se trasladarom a los diferentes de la ciudad para ubicarse. Tras el aterrizqaje, se trasladaron a la Casa Consistorial a fin de que la Corporación Municipal, encanezada por los semanaeros Fernández Felgueroso y Vilabrille les dieran la bienvenida en nombre de la ciudad.
Y de alli a la playa. Sí, asi como suena. Una año más la Semana Negra se instala bajo la arena de la playa. Esta vez la de El Arbeyal. Allí, cerca de El Musel, se ha cortado la famosa cinta negra con la que se iniciaron los diez días de libros, periodismo, cómic, hisoria y muchas cosas más.
Esta noche en El Arbeyal todo el mundo estaba expectante para conocer cómo se había instalado este recinto, que está más lejos que nunca. En el otro extremo de la ciudad, pero que ello no ha impedido que a últimas horas de la noche el recinto estuviera a rebosar y no cupiera ni un álfiler. Éste ya es el primer tanto para obtener el éxito rotundo de ediciones pasada. De nada servidiría el esfuerzo de PIT II y todo su equipo si se encontraran solos y sin público. Pero no, el respetable no ha fallado. A pesar de la consabida crisis y de la tragedia del encierro de los Jandilla esta mañana en las calles pamplonicas, el respetable sigue siendo fiel a esta cita que, además de libros, churros, pulpo, topmantas, y otros especímenes, también encierra cierto grado de controversia en la sociedad asturiana, convirtiendola en un festival multicultural que trasciende todas las fronteras geográficas y políticas.
Con independencia de que cada año, salvando a los invitados más distinguidos, las caras de los autores se repitan incesantemente, lo cierto es que a la Semana Negra hay que darle ya un lugar definitivo en dónde asentarse. No puede ser un judío herrante. Es un hecho. No es de recibo ni da buena imagen el hecho de cada año su ubicación varie. Tiene su parte colorista, pero una mudanza continua no deja de ser un engorro tanto para la organización, como para los autores y ni qué digamos para la ciudadanía en general. Hay que buscarle un sitio ya. Un festival que mueve más de un millón de visitantes urge un lugar, independientemente de las críticas vecinales y de ciertas autoridades académicas.
Utilizando el sentido común y la lógica, que nadie se rasgue las vestiduras ni se haga el harakiri por soportarla durante diez días (sólo diez días, qué pasan muy rápido) debajo de sus balcones. Con actitud democrática y cívica hay que buscarle una ubicación definitiva. Los vecinos, pacientes, deben ser tolerantes y pensar no en el posible incordio que les ocasione, sino en otras muchas cosas que les molesta y estorba a lo largo del año y lo toleran. Podría dar más que evidentes ejemplos, pero no lo voy hacer. Todos sabemos de qué hablo.
Ya digo, es importante sentarse en una mesa y buscar una ubicación definitiva. Pero eso mañana, despúes de descansar. Ahora, a difrutar de libros, autores, fotoperiodismo, cómic, cine y mucho más. La Semana Negra da mucho juego y puede dar mucho más si todos, incluidos sus opositores, parten de la base que, con sus errores y aciertos, es un evento único en el mundo en su género. Algo inusual, creo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails