viernes, 7 de agosto de 2009

Mente y Corazón

Recientemente presencie una entrevista en televisión que hicieron a los doctores Valentí Fuster (Presidente de la Asociación Mundial de Cardiología y Presidente del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares) y Luis Rojas Marcos (Profesor de Psiquiatría en la New York University, miembro de la Academia de Medicina de Nueva York, y de la Asociación Americana de Salud Pública) con motivo de la presentación del libro titulado “Mente y corazón”, que han escrito conjuntamente.

Debo de reconocer que el libro aún no lo leí, pero sí tuve oportunidad de leer diversas reseñas periodisticas que han aparecido en diversos medios de comunicación y en varios portales de Internet. Así, de entrada, me consta que estamos ante un libro recomendable por la sencillez del lenguaje empleado, por su contexto y por el mensaje que transmite.

En aquella entrevista, el famoso cardiólogo afirmó con rotundidad que un porcentaje alto de curación de cualquier patología está en la mente del propio paciente. Si se mentaliza positivamente de que se va a curar, que tiene necesidad de encontrarse bien física y psicológicamente, de entrada “ya se comienza a sanarse” (cito textualmente). La predisposición positiva de la persona, decía, ayuda tanto o más como la farmacología. “El positivismo en el ser humano es imprescindible”, decía.

En referencia a los especialistas en Psiquiatría indicaba que “si no viviéramos en un mundo de locos”, lo lógico sería que exclusivamente atendieran a las patologías psíquicas, en clara referencia a que hoy día se acude a las consultas de Psiquiatría en busca de ayuda y soluciones a diferentes problemas de todo tipo.

La predisposición positiva en la vida es imprescindible, a pesar de la realidad. Más allá de los mensajes que nos quieran vender, lo cierto es que la persona positiva, aquella que afronta la vida con espíritu abierto y mira a los problemas con serenidad tiene muchas más probabilidades de ser feliz que si no lo hiciera así. En este sentido, para Valentí Fuster, “el stress es tan perjudicial como el colesterol”. De igual modo que es nefasto perjudicial el hecho de que nuestra población infantil, que antes corrían y jugaban, ahora se encuentren enganchados a un móvil.

En resumen, en “Corazón y Mente” los autores reflexionan sobre la necesidad de escuchar los mensajes que nos manda nuestro cuerpo y nuestra mente si queremos mejor la salud y conservar si queremos mejorar nuestra calidad de vida. A través de veinte casos reales que se presentan al cardiólogo, los doctores comparten sus experiencias con pacientes que sufren problemas físicos y mentales. Explican de una forma didáctica la naturaleza del caso y el camino que médico y paciente emprenden juntos para la curación.

Un libro como cabecera de cama. Unos médicos para leer y atender sus consideraciones. Unas reflexiones para llevar a la práctica. Los ingredientes imprescindibles para vivir feliz.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails