lunes, 14 de septiembre de 2009

SIETE HORAS EN LA TELEVISIÓN

Hace un par de días escuche una noticia vergonzosa. Al parecer el Presidente Hugo Chávez pasa diariamente siete horas en la televisión como presentador de un programa televisivo. Tela. Siete largas horas cuyo trabajo prioritario más allá de gobernar como Dios manda ese rico país hispano, pasa por convertirse en un showman.

Me resulta tan patético como vergonzoso. ¿Alguien se imagina al Rey o al mismisimo Presidente Zapatero presentar un programa de televisión y hacerle la competencia más desleal a cualquiera de nuestros insignes presentadores? No, yo tampoco lo imagino. La verdad.

Pero el cortijo de Chávez es así, y así funciona. Lástima que sea un país tan rico; qué pena que sea una nación tan bella; qué tristeza produce observar a sus habitantes que todavía defienden y apoyan a su Presidente.

La conclusión que saco de aquí es que Venezuela es un país que escapa a la crisis económica, que su poblacion no padece ningún tipo de enfermedad, que todos tienen acceso a la cultura, que no existen problemas sociales ni de alfabetismo, ni de infraestructuras, ni medioambientales, ni económicos, ni laborales. O sea, que estamos ante un país limpio de problemas y de dificultades de cualquier caso y condición. Así las cosas, no me extraña que Hugo Chávez invierta su tiempo en estas haciendas. Se aburrirá sin hacer nada. No me extraña.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails