viernes, 6 de agosto de 2010

MARTA DEL CASTILLO

En España tenemos especial predilección por olvidarnos prematuramente de las cosas, en particular de nuestro pasado. Pondré un ejemplo con nombre de mujer: Marta del Castillo. Releyendo el blog acabo de darme cuenta que el titulo del blog viene como anillo al dedo al referirme al caso de Marta del Castillo.

Ya nadie se acuerda de ella, ni de lo que está padeciendo su familia. Pero lo curioso es que nadie se acuerda tampoco de aquellos tipos, nauseabundos y psicópatas, que allá en los principios del pasado año 2009 mantuvieron en jaque a España entera.

Entonces ya resultó espantoso a la vez que nauseabundo el circo que montaron alrededor de la muerte y desaparición de Marta del Castillo. La opinión pública estaba convencida de que tras la confesión de Miguel C.D. inculpándose de tan execrable crimen, el caso se iba a resolver de forma ágil y rápida. Pero el paso del tiempo, las contradicciones de todos los detenidos y la ausencia de señales de la víctima, han demostrado que ello no es así. Esta pandilla de "quinceañeros" vulneraron todos los principios que cualquier Estado de Derecho tiene al servicio de sus ciudadanos, especialmente de aquellos ciudadanos dignos de que gracias a sus impuestos, el Estado puede garantizar un modelo de bienestar.


Desgraciadamente, y para no perder las buenas costumbres, estas ratas inmundas se mofaron de todos, especialmente de la familia de Marta del Castillo y del Estado. Y esta "gesta" es algo que la sociedad no debe olvidar ni perdonar. No es justo que con los impuestos de todos los ciudadanos, esta pandilla de facinerosos se hayan burlado impunemente, y consiguieran que se desperdiciase la cantidad de dinero que se derrochó en su momento en una investigación que, de entrada, gozaba de todas las bendiciones para se cerrase en falso.


Recientemente, me decía un prestigioso psiquiatra forense, en relación a este asunto, que las pandillas de "quinceañeros" son peligrosas. Su constante afán por desafiar a la sociedad, por no temer a nada ni a nadie es una chispa que, unida a la idea del "grupo" desde un punto de vista criminológico encierra todos los componentes para transformarse en un acto de una violencia inusitada. Y así ha resultado. Ver para creer.


Estoy completamente seguro que Miguel C.D., Samuel B., Javier G., son unos paranoicos. El ex novio de Marta, victima de los celos que pudo provocar la ruptura de su relación sentimental con la joven, sufrió un delirio de celos que le "llevó" a terminar con la vida de la joven sevillana. Una paranoia que unida a la idea del "grupo" se transformó en una orgía de sangre. A pesar de la trascendencia criminológica de este hecho, hay otro factor quizás más grave, que demuestra hasta qué punto un ser humano puede manifestar una total falta de sentimientos. Me refiero a la ausencia total de empatía para con la familia de la víctima y con el propio Estado. Mintieron impunemente, expresaron una total indiferencia a todo y a todos. Son fríos y calculadores. Estos retazos de su personalidad no hacen, sino convertirlos en la imagen de unos asesinos despiadados que únicamente se merecen el cumplimiento integro de sus penas, no sin antes confesar de una puñetera vez en dónde tiraron el cadáver de la joven.


Primero en el río Guadalquivir, luego en un contenedor de basura. ¿Y mañana? Mientras tanto, entre todos los españoles (incluida la familia de Marta) les estamos costeando su estancia en prisión. De cine.

3 comentarios:

Sr.Sportinguista dijo...

En realidad todos costeamos el sistema penitenciario y lo que conlleva, no hay muchas alternativas reales por muy despreciables que lleguen a ser los delitos cometidos. Las opciones son prisiones subcontratadas o medidas que terminarían siendo criticadas incluso por los que se enseguida se alarman pidiendo modificar la Constitución para según que cosas.

joven dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
House dijo...

Puede ser, señor sportinguista, puede ser... Lo debatiremos oportunamente...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails