martes, 7 de enero de 2014

Resurrección en el Año Nuevo



Regreso por estos lares tras cinco meses de prolongada ausencia. Una deserción cimentada sobre varios pilares: el del trabajo, el del estrés y, sobre todo, el de la holgazanería. Mantener un blog activo requiere tiempo, esfuerzo y continuidad. En reiteradas ocasiones, escasean los tres clavos. 

Como dijo el Muy Honorable Josep Tarradellas a su regreso a Catalunya, "¡Ciutadans de Catalunya: ja sóc aquí!" Extrapolando esta frase al contexto que nos ocupa, ¡Ciudadanos del Blog de House: ya estoy aquí! Aprovecho para dar la bienvenida a los nuevos lectores, a la vez que despedimos a los que marcharon. Como dijo Sabino Fernández Campo aquella famosa noche en el Palacio de La Zarzuela, ni están ni se les espera. 

A quién si se espera es a Víctor, que se hace de rogar. A ver si se decide rápido, y es un minuto corto, pero corto, eh. 
Estos meses dieron mucho juego. No tengo espacio suficiente para resumirlos siquiera en un puñado de lineas, siquiera en un puñado de puñados. 

Acaba de publicarse un libro que dará mucho que hablar, “La jungla de los listos’ de Miguel Ángel Revilla. Si cayó en vuestras manos ‘Nadie es más que nadie’, éste es la segunda parte pero elevada a la enésima potencia. Nos habla de apellidos con denominación de origen en esta España de guante blanco en las madrileñas calles Ferraz y Génova. Sin ir más lejos, ¿Os suenan los apellidos Blesa, Fabra, Torres, Urdangarin, o similares? Hace un par de dias fue trendind topic en #twitter. Y el libro apenas gatea. No quiero pensar qué sucederá cuando el libro sea mayor de edad.

Yo también acabo de iniciarme en otro proyecto. En mi línea. Estoy cansadito de observar cómo las entidades sin ánimo de lucro no se dejen guiar en temas de prensa, comunicación, protocolo y organización de eventos. Hay que ponerlas en su sitio. Y decirles las cosas claro, alto, contundente y sabiendo lo que se dice. Una ONG, como cualquier empresa, es una marca y como tal debe actuar. Es imprescindible, por tanto, que se actúe de una manera concreta. Las entidades sin ánimo creen que esto del protocolo, de los eventos y de la prensa es cosa de los ministros, del Presidente del Gobierno o de los Reyes. Como decía una amiga de mi madre, lo más atrevido que hay en este mundo es la ignorancia. Y así les va, apostillo. ¿Por qué una asociación no cuida estos pequeños detalles? ¿por qué obvia cualquier aspecto relacionado con la comunicación? El libro –de momento es un blog- dará juego. Palabra.

Lo dicho. Año Nuevo, Resurrección del blog. A más de uno le recomiendo que vaya pasando por la farmacia de su barrio y haciéndose con una buena intendencia de gasas para los escozores. 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails