domingo, 18 de diciembre de 2016

Marchando una de Carmenadas y un chaque

Vuelvo por estos lares a peticion de mi buen amigo José Luis, tras un viaje por la Madrid de Carmena, el cual me pide que no deje morir este portal. Esta bien, no lo hare. Esta ingenioso el letrado. El amor hace el resto. Hasta la playa de San Lorenzo llegan en ocasiones las babas de ambos tortolitos.  
Hacia tiempo que no podia patear, coger el metro, caminar, y hasta trabajar en la bulliciosa capital de España con rango de villa. Pero si hubo algo que me llamó poderosamente la atención es que no he visto ningun cambio significativo en la ciudad, ninguna transformación trascendental,  ninguna catarsis urbanística sensata, de las que prometieron en su dia esos de rastras, niños en escaño y  asaltacapillas que se han autodenominado "gobiernos del cambio" cincelados en oro con brochas de mugre y podredumbre. Pero, ¿que cambio? Ahora llaman políticas de cambio a restringir el trafico en la popular Gran Via madrileña.  No se puede ser más incompetente y mas ignorante. Si ya lo dijo el Conde de Romanones... y mi madre tambien. 
Es curioso los estragos que hace el amor en plena Navidad. Templa por naturales, lancea por chicuelinas, y entra al quite de frente,  sin dobleces, sin apaños, sin medias tintas... tal y como son los protagonistas de la película.  Resulta curioso como la vida marca las directrices y los sentimientos de los individuos y los saca de los despachos de abogados y de los laboratorios farmacéuticos para entrelazarlos y hacerlos caminar juntos en la tumultosa, variopinta, y anarquica Madrid de Carmena y de Esperanza.
La pareja del año, y del 2017, tiene mucho futuro.  De entrada, ambos son muy responsables. Los dos saben que con los sentimientos de los niños no se juega, pero tambien percibo una ferrera voluntad de hacer las cosas bien para no dañar a nadie, y mirar juntos en una unica dirección.
Eso se llama responsabilidad.  Todo lo contrario a Carmena, que me corta el trafico en la madrileña Gran Via sin pensar en lo que implica restringir el trafico en estas fechas en esta popular arteria madrileña y los inconvenientes que ello origina a comerciantes, proveefores y publico en general.  En mi tierra, bueno y en toda tierra de garbanzos, quienes toman este tipo de medidas solo tienen un nombre...
Al letrado y a la farmacéutica les deseo toda la suerte del mundo. Van por muy buen camino, lo estan haciendo bien, son prudentes, y aún no han dado un escándalo con titular y portada a color... Promete el asunto.  Por si acaso,  mañana me compraré un chaque.  Estamos en Navidad, y se recibe más correo del habitual. ¿Se imaginan que entre las felicitaciones de Navidad, ustedes reciben una invitación de boda? Por si acaso, yo mañana me comprare un chaque, insisto y recomiendo. En esta vida conviene ser siempre previsor, especialmente cuando percibes en el ambiente ciertos sentimientos a flor de piel como los que yo he visto estos dias en el Madrid de Carmena. 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails