sábado, 6 de mayo de 2017

Una imagen histórica


El pasado día 2 de mayo se produjo en Madrid una foto histórica, que pronto se ha vuelto viral en las redes sociales, y no con poca razón. Por primera vez en nuestra historia más reciente un acto tan cargado de simbolismo cómo son los actos institucionales del Dia de la Comunidad Autónoma estuvieron presididos únicamente por mujeres. 

Famosa se ha hecho la imagen de la tribuna presidida por la Presidenta de la Comunidad de Madrid que, flanqueada por la Vicepresidenta del Gobierna y la Presidenta de la Asamblea de Madrid, a su vez tenía en sus laterales a la Delegada del Gobierno y a la Alcaldesa de la Villa.

Dejando a un lado cualquier barro feminista, lo cierto es que la imagen bien lo vale, y desde aquel famosísimo «¡capitán, mande firmes!», que fundó la malograda Carma Charcón, mucho ha llovido, y mucho trecho hemos recorrido.

Afortunadamente el mundo de los eventos y del protocolo está cambiando, y se está adaptando al nuevo modelo de sociedad al que estamos asistiendo. Un nuevo modelo que ya se percibió el día 19 de junio de 2014, con los Proclamación de Felipe VI; actos cargados de simbolismos y gestos humanos no vistos hasta entonces por los miembros de la Familia Real.

A la hora de diseñar y organizar un evento, obviamente hay que ajustarse a protocolo, pero también tenemos que tener muy claro qué mensaje implícito queremos transmitir a las generaciones venideras. Hábilmente, el protocolo y ceremonial son elementos moldeables y dúctiles que deben obligatoriamente adecuarse a los nuevos escenarios a los que estamos viviendo. Por supuesto con el máximo respeto en su aplicación.

La imagen del pasado día 2 en Madrid hubiera sido impensable hace unas décadas, de igual modo que hubiera sido impensable para algunas generaciones que las mujeres entrasen en las Fuerzas Armadas y mucho menos que alcanzaran la Escala de Mando. Estamos a punto de ver cómo una mujer alcanza el generalato. No tardaremos en verlo. Hace poco fue noticia el hecho de que una mujer alcanzó el grado de coronel. Estamos en el camino, y cada vez más cerca.

Conozco la vida militar y la de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y estoy seguro que la presencia femenina no sólo viene a aportar brizna de competitividad que tanto hacía falta, sino que trae un aire fresco y rejuvenecedor en la milicia y en las Fuerzas de Seguridad del Estado. Muy necesario también.

La famosa fotografía es un aviso a navegantes. Lo que antaño cariñosamente se llamaba «sexo débil» ha venido para quedarse. Es una demostración en toda regla de que en determinadas escalas de mando, la mujer puede desarrollar una función igual que la desarrollada por el hombre.

La evolución implica adaptación. Y el mundo del protocolo está obligado a adaptarse y, en algunas cuestiones, a modernizarse. Estamos ya en pleno siglo XXI. Atrás dejamos la época de caminar en carros tirados por bueyes. Es la era digital, y lo es para todo. También para adaptar el mundo del protocolo y de los eventos. Un buen ejemplo lo dan las redes sociales. ¿Por qué sino está fotografía se ha famosa a través del mundo social media? Analícenlo, y saquen sus conclusiones. El próximo día me lo cuenten.óximo día me lo cuenten. 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails